lunes, 17 de marzo de 2008

MENTE ATORMENTADA

Si contara, las cartas que no me fueron contestadas.
Los favores, que no han sido devueltos
Las manos, que no me fueron estrechadas.
Las miradas, que fueron retiradas.

Viviría una existencia amargada.

Si enumerara, los agravios infringidos.
Los desaires recibidos,
Los reproches aceptados,
Los sermones escuchados.

Mi mente estaría atormentada.

Si refiriera, los silencios restituidos
Los auxilios negados
Las suplicas acalladas
Los ruegos desoídos

Mi vida, seria un sinsentido.

Si nombrara, los amigos perdidos
Corazones destrozados
Ilusiones ahogadas,
Esperanzas enterradas.

Me encontraría agonizando.

Si explicara, los rezos ofrecidos
Los llantos derrochados
Las angustias padecidas
Las desazones soportadas

Mi aliento, habría expirado.

Si relatara, los desprecios acumulados
Las groserías tomadas
Los descaros soportados
Las quejas aguantadas.

Mi fe, se habría desvanecido.

Si narrara las excusas dadas
Los pretextos argumentados
Las evasivas obviadas
Las justificaciones injustificadas

Mi cansancio crecería.

Si describiera la ansiedad apoderada
La congoja atenazada
La incertidumbre inundada
Las angustias oprimidas

¿Serviría?

Si detallara los insomnios habidos
Las vigilias eternizadas
Los desvelos perseverados
Las ansiedades persistidas…

¿Entonces?...

¡Basta de promesas incumplidas! Que golpean mi mente atormentada.
Que producen, dolor inusitado,
Padecer incontrolado
Sufrir desmedido.

¡Basta de anhelos inalcanzables!

No más desaires tolerados
Mentiras benévolas
Compasiones indulgentes
Piedades compasivas.

Decid pues…

La verdad desgarradora
La veracidad lastimera
La franqueza virtuosa
La realidad devastadora.

Os lo imploro, os lo conmino, hablad…

¿De desilusiones? ¿De hastíos? ¿De cansancios?
¿De desalientos? ¿De postraciones? ¿Desánimos?

¡No!
¿Entonces?

No más mentiras
Fuera tanta farsa,
Que acaben lo disimulos
Y concluyan las quimeras.

…¿pero, y entonces?

Si no lo habéis entendido… ¡callad!

5 comentarios:

JorgeDiaz dijo...

Dicen, y estoy convencido de ello, que la verdad es lo único irrebatible en el universo. La mentira no es más que una máscara más del ser humano. Pero lo que hacemos grita tan fuerte...
Me encanta este poema. Tiene, como todos tus escritos, un sentido profundo. En resumidas cuentas, como decimos por acá, la verdad siempre sale avante.
Un gran poema, sin duda.
Gracias, Amando.
JD

yO nA taN dijo...

Tiet, eres MAGNÍÍÍÍÍFICO!!!

magda dijo...

Amigo Amando. Es la primera vez que leo un poema tuyo y me ha dejado sin palabras... ¿dónde estaba yo cuando lo has publicado? No me perdono habérmelo perdido hasta ahora. Me ha entusiasmado, ¡es precioso! MAGDA.

Anónimo dijo...

he llegado aqui por casualidad pero la verdad que me quito el sombrero, me ha encantado es muy sentido la verdad me he sentido identificada, sigue asi porque lo haces genial me ha encantado.

Anónimo dijo...

increible, sin palabras