domingo, 7 de septiembre de 2008

FRUSTRACION DE ESCRITOR

Frustración que mi ánimo enreda
Al comprobar con desaliento
Que después de demostrar mi talento
Arrinconado mi escrito queda

Es la infinita e ingrata rueda
En la lucha negada del portento
¿Cuándo ha de llegar mi gran momento?
¿Será cuando mi genialidad pueda?

Así, día tras día, me desmorono
En la soledad de mi cuarto escribo
Papeles y papeles que arrincono

¿Será mi ritmo, triste, monótono?
O mi mal hacer que yo no percibo
De tanto sin sabor que amontono.

6 comentarios:

Alec Luis dijo...

Hola AMANDO, vengo en paz!, como dícen. Pues bien por tu poema y por tu blog, la realidad es que el momento de un escritor hoy en día, llega cuando al editor se le dé la real gana, o cuando halla un público que tenga ganas de leer algo realmente bueno, que rara vez ocurre. Un gran saludo!
Alois Boerges.

Antonio dijo...

Suerte con eso... muchos saludos desde este lado.

Ayauh dijo...

Hola Amando! Es la primera vez que visito tu blog y me han gustado mucho pasar por él. Seguro que tu gran momento llegará. Y si no es asi, pues nada, no hay mejor placer que escribir en principio para uno mismo, ese placer siempre está compuesto de grandes momentos.

Recibe un gran abrazo!

Rayco Cruz dijo...

Solo hay que esperar a que los incautos lean tu Triángulo Vikingo... Después de eso, estarán perdidos, jeje. Eres grande Amando, y el mundo no tardará en darse cuenta. Un abrazo

Marina Fligueira dijo...

Pues, me caí de una nube y aterricé aquí en este rinconcito de ensueño. Precioso poema envuelto en demasía humildad. Un escritor como tú no puede desmoronarse nunca. Un saludo y se feliz- con lo que eres y con lo que tienes... ¡que es mucho!

Miren dijo...

Como si hubiese vuelto el mismísimo Quevedo. Excelente Amando.